aceites esenciales puros Guadalajara

Aceites esenciales puros Guadalajara

Los aceites esenciales puros en Guadalajara deben su nombre al hecho de que contienen todo lo esencial de la planta de forma integral y natural, es decir, 100 % pura. Son obtenidos por destilación al vapor, extracción o prensado de productos vegetales, consiguiendo sacar de forma concentrada toda la esencia y los beneficios de la planta.

Se tiene constancia del uso de estos componentes desde aproximadamente 3 500 años antes de Cristo, y del mismo modo que ocurre con la fitoterapia, los primeros en hacer uso de ellos fueron los egipcios. Se sabe que, en aquella época, calentaban las plantas en ollas de arcilla recubriendo la parte de arriba con lino. Este era impregnado por el vapor, y al escurrirlo se obtenían los aceites esenciales.

El sistema fue mejorado por los griegos siglos más tarde. Estos últimos utilizaban los aceites esenciales para tratamientos médicos y la toma de baños o masajes.

Chinos y romanos llevaron a cabo sus propios métodos, y más tarde los árabes los perfeccionaron. En concreto, destacan las aplicaciones del alquimista Avicena, que a día de hoy sigue siendo el padre del método más utilizado.

Ya entrados en el siglo XX, el químico y perfumista René-Maurice Gattefosé incorporó estos tratamientos a la medicina natural. Tras sufrir un accidente que le produjo graves quemaduras en una mano, consiguió unos excelentes resultados curativos aplicando aceites esenciales de lavanda sobre la herida.

También durante la II Guerra Mundial, la aromaterapia y la aplicación de estos aceites formaron parte de los tratamientos que el cirujano francés Jean Valnet aplicaba sobre los soldados heridos.

El papel que estos aceites han adquirido en la actualidad desde el punto de vista farmacológico es de lo más variado. Algunas de sus acciones principales resultan de gran interés para el sector terapéutico, además de aportar grandes beneficios sobre la piel.

 

Algunos aceites esenciales puros en Guadalajara y sus propiedades

          Aceites esenciales cítricos: tienen propiedades energizantes, aunque también nos ayudan a calmarnos y relajarnos. Facilitan la respiración y son un buen aliado para las defensas de nuestro organismo.

          Aceite esencial de eucalipto: acción descongestionante. Un buen remedio para tener cerca cuando estemos resfriados.

          Aceite esencial de romero: muy recomendable para dolores reumáticos, agujetas y fatiga muscular. Resulta de gran ayuda para combatir el cansancio mental y la falta de concentración.

          Aceite esencial de lavanda: disminuye la ansiedad y ayuda a conciliar el sueño. Puede curar eczemas y mitigar dolores de cabeza causados por tensión nerviosa.

          Aceite esencial de árbol de té: se aplica sobre la piel para eliminar granos y acné provocados por el exceso de grasa. También es muy útil para paliar el dolor en general. Muy efectivo en el tratamiento del cabello debilitado y para la eliminación de piojos.

 

Hay que tener en cuenta, que pese a los múltiples beneficios que nos ofrecen los aceites esenciales puros en Guadalajara, una dosis excesiva de sus componentes puede resultar tóxica. Por ello, se recomienda usarlos bajo la supervisión de un especialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.